Las fotos de tus hijos que no deberías publicar en Facebook (ni otras redes sociales)

Cuando nos convertimos en madres (y padres) de repente nuestro muro de Facebook ya no se llena con comidas exorbitantes, selfies en los lugares más excepcionales o logros personales, sino con nuestros hijos.  Y lo entendemos, porque nosotras también estamos orgullosísimas de ellos. Pero a la hora de publicar fotos de bebés, hay algunas reglas a tener en cuenta.

Quizás también te interese:    Los 5 hábitos pesados que todos los padres nuevos tienen

No menciones su nombre, apellido etcétera.
No quieres que ese tipo de información acabe en manos de personas malintencionadas, así que no des su nombre completo y asegúrate de que en la foto tampoco sale el nombre (por ejemplo en el diploma que acabas de publicar).

No des detalles sobre el colegio.
O la calle donde vivís, o el club donde juega a fútbol cada jueves a tal hora. Ten en cuenta que se trata de información sensible.

No publiques fotos de otros niños sin permiso de sus padres.
Por muy encantadores que salgan tu hijos con los amiguitos del barrio jugando en el parque, nunca subas fotos de niños de terceros a Facebook u otras redes sociales, ya que quizás estos padres no quieren que se publique nada acerca de la vida de sus hijos. Hay que respetar que no todos piensan igual.

No publiques fotos de ellos desnudos.
Las razones para no subir fotos de tu hijo/a, por muy bebé que sea, son bastante obvias. Aunque te parezca el bebé más mono del mundo, simplemente no vale la pena correr el riesgo de que esas fotos acaben en el ordenador de gente malintencionada.

No publiques ninguna foto embarazosa.
Siempre pregúntate a ti misma si crees que a tu hijo/a (en unos años) no le dará vergüenza que hayas subido esa foto. Piensa en cuando tu tenías doce años y tus padres sacaban tu álbum de bebé cada vez que venía a jugar algún amigo. Pues eso. Bastante embarazoso.

También hay que tener en cuenta que por lo general los padres publican las fotos de su hijo en su propio perfil. Y no todos tus amigos siempre querrán ver a tu peque. Otra cosa: asegúrate de cambiar la configuración de privacidad de tus redes sociales de público a privado para que sólo las puedan ver tus amigos más cercanos. Por último, si simplemente quieres compartir las fotos con la gente más cercana, los abuelos, tíos etcetera, también puedes optar por enviarlas por Wetransfer, usar Dorpbox o hacer una cuenta en Lifecake.

Quizás también te interese:    Por qué no quiero que pongas cosas sobre mi bebé en las redes sociales

Fuente: Popsugar